Revolución en las pymes, cuando el tiempo vale más que el dinero

La transformación digital en las pymes se ha convertido en un necesario viaje hacia la supervivencia, ya que “si no te transformas ahora desapareces”, explica José Antonio Lorenzo, director general de IDC España, quien se atreve a avanzar que en un futuro próximo “más del 60% de las profesiones actuales podrán ser realizadas por un robot y el 65% de nuestros hijos trabajarán en profesiones que no existen”.

Un nuevo cambio sobre el cambio, en el que economizar los minutos y ahorrar unos cuantos segundos será eje de la toma de decisiones en las empresas. “Cambia el concepto. El dinero da paso al tiempo”, explica Lorenzo. Premisa clave que deberán afrontar las empresas este año y en la que coinciden los expertos del sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Y es que en un mundo cada vez más digital no estamos dispuestos a esperar. Prueba de ello es que el 50% de los consumidores hacen sus compras en tiempo real, lo que obliga a avanzar en una “R-evolución, que no es ni más ni menos que transitar desde la evolución que hemos practicado hasta ahora, a nuevos cambios que necesitan de un primer análisis desde dentro”, detalló Lorenzo.

En esta nueva digitalización las pymes lo tendrán si cabe más fácil. Para Félix del Barrio, vicepresidente de infraestructura convergente para EMEA (Europa, Oriente Medio y África) de Oracle, “las pymes pueden capturar mejora esta oportunidad, porque no tienen la mochila del pasado a sus espaldas. Son mucho más ágiles debido a que no tienen tantos niveles a la hora de tomar las decisiones”.

 

  • Liderazgo 3D

La agilidad no será el único eje sobre el que gire la transformación de las compañías. Así se explicó durante la conferencia anual Predicciones 2016, organizada recientemente por IDC e IDG Comunicaciones, ambas pertenecientes al Grupo IDG, y en la que participaron Lorenzo y del Barrio, junto a un elenco de profesionales como José Antonio Ces, director de oferta y comercialización deTelefónica.

Todo parte del modelo de dirigir las empresas: “Se necesita un liderazgo en 3D” que es el que aglutina innovación en los procesos, integración de arquitecturas flexibles que aporten soluciones en tiempo real y vocación de servicios.

Article 1

El 65% de nuestros hijos trabajarán en profesiones que no existen

Para ello será imprescindible trabajar bajo la conciencia “del dato como valor, que permita monetizar y extraer la información relevante”, explicó Del Barrio, de Oracle.

Así se debe evolucionar hacia fórmulas “que sean capaces de absorber el volumen de información de 20 millones de dispositivos conectados”, afirmó Lorenzo, con el objetivo de explorar nuevas vías de generación de ingresos que permitan enfrentarse a la entrada de nuevos agentes en los mercados.

El segundo eje sería “transformar o ser transformado”, especialmente en el ámbito de la seguridad, pasando “del modelo castillo al modelo museo” que, en palabras del director general de IDC España, consiste en “hacer extensible la tecnología, datos e infraestructuras de las líneas de negocio a toda a la organización, con el objetivo de alinearlos y agruparlos en la tercera plataforma que aglutina la nube, la movilidad, el big data y las redes sociales”.

Por último, el tercero de los pilares viene determinado por la apertura y el “ser inquietos en preguntar”. Punto este en el que el fin último es superar las estructuras compartimentadas: “Innovación y silos son elementos antagónicos”, enfatizó. Algo que además se debe completar con la atracción y promoción de talento.

 

  • La socialización del ‘cloud’

Para acometer esta transformación la gran pregunta para las pymes era, hasta ahora, ¿cómo lo financio? Sin embargo, la escasez de recursos económicos ya no es un problema, “el mundo cloud ha socializado el acceso”, aclaró del Barrio.

Además, los costes ya no se establecen en función de estándares fijos, establecidos para implementar “procesos muy costosos, complejos y lentos en el tiempo”, sino que “son totalmente flexibles y la factura final depende del mayor o menor uso que se le dé”.

Un buen ejemplo son las startups que están compitiendo con los grandes gigantes del mundo empresarial, gracias a la posibilidad de acceder a la misma tecnología.

Lejos de ser una amenaza para las compañías tradicionales, las pymes digitales “nos obligan a estar presentes, nos generan tensión”, señaló durante su ponencia el director de oferta y comercialización deTelefónica. Incluso muchas de ellas se convierten en herramientas para llegar a las pymes.

La otra cara de la moneda viene marcada por la excesiva regulación. “No puede ser que para comprar tecnología necesites un abogado”. Para impulsar la normalización de la revolución tecnológica los proveedores están haciendo fuerza a nivel institucional, aunque insisten en que “haciendo bien las cosas y pese a la complejidad del marco regulatorio, no debe haber problema”.